Labels > Soul Note > Dave Douglas > Convergence

Dave Douglas

Convergence

Soul Note 121316-2

Item: full_album_8024709091529_CD

Artists :
Erik Friedlander ( Cello )
Mark Feldman ( Violin )
Michael Sarin ( Drums )
Drew Gress ( Double Bass )
Dave Douglas ( Trumpet )
Release date
Dec 31, 1998
Duration
1:5:4
Barcode
8024709091529

To hear many hard bop hard-liners tell it, all avant-garde jazz is nothing more than atonal screaming. The problem with such sweeping generalizations is that some avant-garde jazz is, in fact, quite musical. A perfect example is Dave Douglas' Convergence, an experimental, adventurous outing that incorporates everything from classical and chamber music to Jewish, Middle Eastern, and East European music. Joined by violinist Mark Feldman, cellist Erik Friedlander, bassist Drew Gress, and drummer Michael Sarin, the New York-based trumpeter doesn't shy away from the eccentric and the unorthodox, but he also provides his share of discernible, substantial melodies. The inside/outside approach works impressively well on pieces ranging from Douglas' "Goodbye Tony" (a passionate ode to the late drummer Tony Williams), his Miles Davis-influenced "Tzotzil Maya," and his probing "Meeting at Infinity" to the traditional Burmese song "Chit Kyoo Thwe Tog Nyin Hmar Lar" (to which he brings a strong Jewish element). You can hear a variety of influences in Douglas' playing -- everyone from Lester Bowie and Don Cherry to Miles Davis and Booker Little -- but Convergence leaves no doubt that he is very much an original himself. (courtesy All Music)

Reviews

Dave Douglas - Convergence

PUNTO Y APARTE
Dave Douglas pasó por la década de los 90 como un torbellino. Decenas de proyectos, cada cual más sorprendente, y un personal estilo como instrumentista hicieron que su discografía fuese una de las más variadas e interesantes de aquellos años. Desde entonces, y ya entrados en el siglo XXI, el trompetista y compositor ha seguido manteniendo un estupendo nivel y, aunque en algunas ocasiones haya perdido el factor sorpresa, se mantiene como uno de los músicos más influyentes de su generación.
Con su String Group, formado por algunos de los más interesantes músicos de la escena neoyorquina, produjo tres obras que podemos situar entre las mejores y más características de aquella década. “Parallel Worlds”, su debut discográfico como líder, le sirvió para sentar las bases del proyecto y “Five” para redondearlo hasta al punto de crear una obra intachable. “Convergence” resulta una especie de recapitulación, de obra definitiva; tiene todo lo bueno de las entregas anteriores y prácticamente nada de lo cuestionable.
La música de Douglas mantiene un pie en la Third Stream y otro en la vanguardia que le vio crecer, pero a estas alturas de su carrera ya es completamente personal: cien por cien Douglas. Si tiramos del hilo podemos ver los precedentes de esta música en el disco “Fractured Fairy Tales” de Tim Berne, o en el grupo New & Used, en el que Douglas militaba junto a Mark Feldman a primeros de los 90 y, si vamos más atrás, la deuda del trompetista con Don Ellis, Gunther Schuller y Gil Evans es también evidente. Pero “Convergence” marca un punto y aparte en esa tercera corriente y la mayor parte de músicos que han cultivado música similar en los últimos años no pueden obviar la figura de Douglas.
La popular guía de jazz Penguin, obra de Brian Morton y el tristemente fallecido Richard Cook, propone “Convergence” como una grabación básica en cualquier discoteca jazzística. Yo no sé si me atrevería a decir tanto, pero éste es sin duda uno de los grandes discos de los noventa y de la carrera de Dave Douglas.

15/01/10cuadernosdejazz.comYahvé M. de la Cavada